26 octubre máxima elongación de Venus

elongacion

El 26 de octubre de 2015 el segundo planeta de nuestro sistema ( Venus), se posiciona en situación de máxima elongación con respecto a la Tierra.  Adquiriendo una altura próxima a 41º sobre el horizonte al Oeste del Sol en el amanecer.

Lo cual permitirá una “optima” situación para su observación. Y entrecomillamos “óptima” dado que al ser un planeta interior de nuestro sistema, en ningún caso su observación es sencilla ni tan agradecida como la de planetas exteriores.

Pero… ¿que significa que un planeta está en su máxima elongación?

En este artículo os explicaremos de la manera más resumida y clara que podamos, en que consiste el concepto de máxima elongación cuando hablamos de un planeta.

Venus en máxima elongación

elongacionLa elongación en astronomía, es el ángulo aparente entre el Sol y un planeta, visto desde la Tierra.

Por lo tanto es un término relativo, que no indica la posición real del planeta respecto del Sol, si no la perspectiva que desde la Tierra se tiene de ambos.

La elongación puede producirse al amanecer (al Oeste del Sol) o al atardecer (al Este del Sol).

El momento de máxima elongación de un planeta interno (Venus y Mercurio) es el momento más idóneo para su observación desde la Tierra, en el cual Venus adquiere una distancia aparente suficiente respecto del Sol para que su observación sea cómoda. Se trata pues de un excelente momento para observar las fases de este planeta ya que.

Ver también  Luna en Perigeo

En el caso de la elongación de Venus del día 26 de octubre de 2.015, coincide además con una bonita conjunción planetaria de Venus con Júpiter, por lo que será un excelente momento para observar ambos eventos.

Los planetas interiores, cuentan con un sistema de fases similar a las fases lunares, con fases crecientes, menguantes y de “planeta lleno”.

configuraciones-orbitalesEn cambio, si hablamos de planetas exteriores (Marte, Júpiter, Saturno, etc.) el momento óptimo para su observación en cuando se encuentran en oposición. Es decir, cuando planeta se encuentra en el extremo opuesto al Sol, visto desde la Tierra.

Como comentábamos al principio de este artículo, los planetas interiores son los menos agradecidos a la hora de su observación.

Pero si sabemos distinguir los planetas en el cielo, a pesar de que los planetas interiores apenas nos mostrarán sus detalles, siempre es satisfactoria la experiencia de ubicarlos y echar un vistazo en sus distintas fases, no tanto por la calidad de la imagen que obtengamos, si no por saber que estamos mirando a otros mundos lejanos, pero muy próximos entendiendo la distancia en términos astronómicos.

Ver también  Lluvia de estrellas Eta Acuáridas

Por lo tanto, se trata de una ocasión especial, de cara a que los aficionados a la astronomía puedan intentar observar al esquivo primer planeta de nuestro Sistema Solar.

Related posts

Deja un comentario