El módulo Philae de la sonda Rosetta despierta de nuevo

Signal_from_Rosetta

Casi siete meses después de que se separase de la sonda Rosetta y consiguiese aterrizar en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, el módulo Philae ha vuelto a dar señales de actividad.

El 12 de noviembre de 2014, tras diez años de viaje por el espacio, el módulo Philae se separó con éxito de la sonda Rosetta y consiguió posarse en el núcleo del mencionado cometa, hecho por el que ha entrado en la historia. Consiguiendo enviar datos del cometa durante 57 horas, hasta que entró en una “zona oscura” en la que sus baterías solares no podían recargarse.

Todo indica que casi 7 meses después ha conseguido recargar parcialmente sus baterías. Lo suficiente para conseguir enlazar con la sonda Rosetta y enviar trescientos paquetes de datos durante unos 40 segundos.

El aumento de la exposición del módulo a los rayos solares, ha posibilitado la recarga de sus baterías. Aunque no será hasta el 16 de agosto cuando el cometa alcance su mayor cercanía y pase a 186 millones de kilómetros.

Ver también  NASA anuncia, hallazgo Kepler 452b un exoplaneta "similar" a La Tierra

Related posts