Diez objetos astronómicos asequibles para un principiante

M31

¿Compraste un telescopio y no sabes que objetos puedes observar con tu equipo?

Muchos comenzamos en esta afición, normalmente bastante perdidos, sin sabe por donde comenzar y donde apuntar nuestro flamante nuevo telescopio.

Por esto para que puedas disfrutar de tu telescopio desde el primer día, os proponemos diez objetos sencillos de localizar. De los cuales podréis disfrutar muchísimo y que nos permitirán introducirnos en el mundo de la observación astronómica con buen pie.

Se trata de objetos astronómicos fáciles de localizar, así como muy agradecidos a la vista,. Objetos astronómicos asequibles para prácticamente cualquier equipo, aunque para alguno de ellos sea aconsejable escaparse en busca de un cielo oscuro.

La Luna

la-luna

1. Por supuesto, La Luna, no podía ser de otra manera. El primer astro al que todos apuntamos nuestro telescopio cuando nos iniciamos es casi siempre nuestro bello satélite.

Sin duda se trata del astro del que mayor detalle podremos sacar con cualquier tipo de telescopio. Fácilmente reconocible y localizable, solo debemos tener en cuenta la fase lunar en la que se encuentre. Hay que tener en cuenta que en fase de luna llena, su brillo nos puede deslumbrar, por lo que en ocasiones es recomendable el uso de un filtro lunar.

Siempre es más recomendable su observación en fases creciente o menguante, ya que en fase de luna llena apenas se pueden apreciar los relieves, dada la ausencia de contraste por falta de sobras.

Júpiter

jupiter2. El siguiente astro podría ser sin duda el gigante gaseoso Júpiter, especialmente cuando se encuentre en oposición es un objeto asequible, con el nos quedamos boquiabiertos las primeras veces que lo observamos. fácilmente reconocible y visible durante aproximadamente seis meses al año.

Se distingue fácilmente entre las estrellas, al reflejar un brillo mucho mayor y más constante que estas. Con prácticamente cualquier telescopio es fácilmente reconocible, así como sus cuatro principales lunas.  Incluso desde cielos urbanos, sobre todo si está alto en el cielo y la noche es de buen seeing.

Sin embargo, si queremos obtener algún detalle, necesitaremos de altos aumentos y por lo tanto de una montura que nos ofrezca suficiente estabilidad. Para aumentar el contraste de los distintos detalles, se puede probar con distintos filtros de colores, por ejemplo con un naranja#21 para contrastar la Gran Mancha Roja de Júpiter (si bien la mejora que se consigue con los filtros es muy relativa).

Saturno

saturno-con-hexagono3. Siguiendo con los planetas, en este caso solo si esta en oposición, Saturno es uno de los astros mas espectaculares. No por la cantidad de detalles (más difíciles de captar que con Júpiter), si no por la espectacularidad de sus anillos. Sin duda es uno de los primeros objetos que un aficionado desea observar.

Al igual que sucede con Júpiter, es bastante sencillo localizarlo en el cielo, incluso de distinguir su anillado.

Sin embargo, a la hora de observar detalles de su superficie o distinguir la separación entre los anillos, Saturno es mucho más exigente. Por lo tanto necesitamos de una noche con un muy buen seeing, un equipo con cierta apertura y observarlo en un momento en el que esté a bastante altura respecto del horizonte. Un filtro planetario como el neodymium puede ayudarnos a ganar en contraste, tanto con Saturno como con otros planetas, Luna e incluso algún Messier.

Marte

"marte/4. Más planetas…, aunque no es fácil observar muchos detalles, Marte es sin duda  un astro apasionante. La distancia tan próxima (a nivel astronómico) , sus similitudes con nuestro planeta, la posibilidad de que en algún momento haya habido algún tipo de vida en él, siempre hace que vuele nuestra imaginación al observarlo.

Ver también  La gran mancha roja de Júpiter está cambiando según ha dectado el Hubble

Aunque no es complicada su localización en el cielo, se puede obtener una buena ayuda usando diversas aplicaciones informáticas, que nos darán la ubicación exacta en el cielo en cada momento.

De los tres planetas que proponemos en este artículo, quizá sea el más complejo de observar. Ya que si queremos sacar algún detalle, necesitaremos de grandes aumentos, y por lo tanto de un tubo con suficiente apertura, así como de una buena montura que nos permita observar sin vibraciones. Quizá un filtro rojo#25 nos pueda ayudar ligeramente.

Albireo

albireo5. La primera Doble, y probablemente una de las mas hermosas y sencillas de localizar y desdoblar es Albíreo, en la constelación del Cisne. Consta de dos componentes con un colorido muy diferenciado, al ser la mayor anaranjada y la más pequeña de un bonito tono azulado.

Desdoblar una estrella tan peculiar, sabiendo que se encuentra a unos 385 años luz de distancia es una sensación indescriptible.

La imagen que observamos ahora de esta estrella, nos muestra esta doble tal y como era en la época de Galileo, ya que su luz nos tarda en llegar 385 años.

Gran Nebulosa de Orión – M42

nebulosa-de-orion-m426. Y ahora ya estas preparado para observar el que bien podría ser uno de los objetos más espectaculares y agradecidos para los observadores del hemisferio norte, la Gran Nebulosa de Orión  (M42).

Situada a 1.270 años luz de distancia, los fotones que ahora nos llegan, nos muestran la imagen de esta nebulosa tal y como era durante el imperio de Carlomagno.

La Gran Nebulosa de Orión es una inmensa nube de polvo y gas de casi 25 años luz de tamaño. Tamaño dificil de imaginar, si quisiéramos convertir la distancia a kilómetros nos daría un resultado absurdamente enorme (en comparación el Sol sería un puntito minúsculo e insignificante).

Se trata pues de una inmensa zona de creación estelar, en la que se puede observar el nacimiento de multitud de estrellas.

Aunque en realidad La Gran Nebulosa de Orión, es solo una parte de una super nube aún mayor denominada Nube de Orión.

Pero con todo y esto, M42 no es ni mucho menos una nebulosa enorme. Si la comparamos con otras nebulosas de nuestra Vía Láctea. Lo que sucede es que en comparación con otras nebulosas, esta es relativamente cercana.

Fácil de localizar en la constelación de Orión. No precisa de un gran equipo ni un gran cielo para poder observarla. Si bien en un cielo oscuro y con una buena apertura, será mucho más vistosa. Los filtros nebulares (p.ej. tipo UHC) pueden ayudarnos a obtener más contraste.

Gran Cúmulo de Hércules – M13

M137. Ya iría siendo hora de hacer alguna salida a un cielo más oscuro. Y aquí apuntar a nuestro primer cúmulo globular. Que siempre debería ser el Gran Cúmulo de Hércules (M13). El cúmulo globular más vistoso de las latitudes nórdicas.

A unos 25.000 años luz de nuestro sistema, contiene más de 100.000 estrellas y un brillo comparable al de medio millón de soles.

Como curiosidad, dentro de unos 25.000 años llegará el mensaje de Arecibo. Con información sobre nosotros y nuestra ubicación. El cual se envió en 1.974 buscando contactar con civilizaciones alienígenas.

Se puede localizar (fácilmente usando cartas celestes) en la constelación de Hércules. Incluso desde cielos moderadamente contaminados, usando prismáticos. Aunque para observar algo más que una mancha grisácea, necesitaremos un buen cielo y un telescopio con buena apertura.

Ver también  Expectativas en la afición a la observación astronómica

Las Pléyades – M45

m458. Un objeto hermoso, que bien podría ser el siguiente, podría ser nuestro primer cúmulo abierto Las Pléyades (M45).

También conocidas por nuestros abuelos como “Las siete cabrillas”, son un objeto muy fácil de localizar. Se distinguen perfectamente a simple vista, como un grupo de estrellas con forma de “interrogación“.

A 443 años luz de distancia, se localizan fácilmente en la constelación de Tauro sin necesidad de ayuda de cartas.

Se trata de un cúmulo abierto de unas 500 estrellas (la mayoría enanas marrones). Entre las que destacan siete estrellas azuladas rodeadas de cierta nebulosidad. Si bien esta nebulosidad apenas es perceptible en visual.

Doble Cumulo de Perseo

doble-cumulo-de-perseo9. Siguiendo con los cúmulos, el Doble Cúmulo de Perseo es una buena opción como siguiente objetivo.

Se trata en realidad de dos cúmulos abiertos (NGC 869 y NGC 884), situados a cerca de 7.600 años luz de distancia.

Fácilmente localizable con unos mapas estelares, en la constelación de Perseo.

Desde cielos oscuros es probablemente uno de los campos estelares más vistosos. Siempre con pocos aumentos, pudiendo apreciarse incluso mejor con binoculares astronómicos que con telescopio.

Galaxia de Andrómeda – M31

galaxia-de-andromeda-m3110. Y saliendo a cielos oscuros, podremos disfrutar de la que será  nuestra primera galaxia, M31 Galaxia de Andrómeda.

Se trata de una galaxia espiral gigante, situada a 2,5 millones de años luz de nuestra Vía Láctea.

Con un diámetro aproximado entorno a 20.000 años luz, contiene aproximadamente 1 Billón de estrellas. Es la más grande las galaxias de Grupo Local (por delante de la Vía Láctea). Y se acerca a nuestra galaxia a 300 kilómetros por segundo.

Se cree que entre 3.000 y 5.000 millones de años colisionará con la nuestra. Y se fusionarán formando una galaxia supergigante.

Requiere de cielos oscuros para poder disfrutarla. Siendo fácilmente localizable en la constelación de Andrómeda. Con unos prismáticos se puede distinguir perfectamente. Y con un telescopio a partir de 8″ se distingue perfectamente el núcleo del contorno.

Obviamente las fotografías que os hemos puesto son imágenes procesadas por astrofotógrafos. Que no tienen nada que ver con lo que en realidad veremos a través del ocular de nuestro telescopio.

Solo con grandes diámetros de tubo y en cielos muy oscuros, conseguiremos intuir tonalidades y nebulosidad. En la mayoría de ocasiones las imágenes que captaremos serán en blanco y negro y muy difusas.

Related posts